Ayudas a baja visión

Una persona tiene baja visión cuando tiene una limitación visual que le limita en la realización de las tareas de la vida cotidiana.

¿Qué es la baja visión?

Definimos baja visión como cualquier grado de discapacidad visual (tanto en agudeza visual como en pérdida de campo) que limite significativamente lo que una persona ve y que no pueda ser corregida con:

  • Gafas convencionales
  • Lentes de contacto
  • Tratamiento médico
  • Cirugía

¿Qué patologías oculares pueden llevar a la baja visión?

Las principales patologías que causan baja visión son:

  • Retinosis pigmentaria
  • Glaucoma
  • Retinopatía diabética
  • Degeneración macular
  • Aniridia

En Clínica Oftalmológica Castro, nos ponemos como objetivo que el paciente recobre las actividades que creía perdidas por si limitación visual. De la misma forma que el audífono facilita la audición, estas ayudas visuales facilitan la visión.

Factores de éxito y fracaso:

  • Motivación: es el principal factor de éxito. El paciente que venga motivado obtendrá mejores resultados en la adaptación de las ayudas.
  • Defecto central: los pacientes con defecto de campo central aprovechan mejor el resto visual periférico, los pacientes con defecto de campo periférico son más complicados debido a que requieren una rehabilitación más completa con altos conocimientos de orientación y movilidad.
  • Trabajo en visión de cerca: las ayudas que se utilizan en visión de cerca (lupas) son más fáciles y más sencillas de utilizar que las ayudas para visión de lejos (telescopios).

Rehabilitación y entrenamiento en el manejo de las ayudas:

Antes de entregar las ayudas es importante entrenar algunas capacidades que contribuyen a un mejor entendimiento y aprovechamiento de las mismas.

La rehabilitación consta de varias sesiones que tienen como objetivo la utilización eficaz de estas ayudas.