Terapias visuales Valencia¿Sabías que en numerosas ocasiones el bajo rendimiento escolar está relacionado con alteraciones de la visión? Las dificultades de aprendizaje en los niños se deben frecuentemente a problemas como el desdoblamiento de las letras en la lectura, lagrimeo y/o dolor de cabeza al estudiar, desenfoques de objetos, buena visión sólo en un ojo, etc.

¿Y sabías que estos problemas se pueden tratar mediante ejercicios visuales? Antes de pensar que tu hijo no se esfuerza lo suficiente o que tiene coordinación baja, te recomendamos que consultes con nuestro equipo de optómetras especializados en este tipo de problemas.

Ésta es un área de trabajo muy novedosa en la que Clínica Oftalmológica Castro también ha sido pionera. Hemos apostado fuerte por las terapias visuales porque consideramos que resuelven problemas muy cotidianos que, sin embargo, muchas veces no están bien diagnosticados.

Nuestros especialistas utilizan técnicas multidisciplinares, permanecen en continuo reciclaje profesional y cooperan activamente con psicólogos y pediatras para ayudar a estos pequeños pacientes a superar sus dificultades.

Métodos

La F.O.S. o método Syntonic aplica frecuencias e intensidades determinadas de luz para ampliar el campo visual del paciente. Años de investigación clínica han demostrado que ciertas frecuencias de luz seleccionadas aplicadas a través de los ojos pueden causar resultados beneficiosos en la visión.

La terapia a través de la luz de color, puede actuar como una herramienta poderosa para estimular la bioquímica del cerebro a través del sistema visual, de manera que se usa clínicamente para el entrenamiento de disfunciones como problemas de acomodación visual, problemas de visión binocular, ambliopía (ojo vago), estrabismo, problemas de aprendizaje, estrés visual o falta de atención.

La técnica Tomatis es una técnica de estimulación sensorial creada por el médico francés A. Tomatis (1920-2001) que tiene como base escuchar el material sonoro a través del oído electrónico (complejo simulador del oído humano). Esta estimulación reeduca los músculos del oído medio, y con ello restablece el buen funcionamiento de todo el sistema nervioso, incluyendo las conexiones neuronales del ojo. Existe una conexión importante entre el oído y los ojos a nivel neurológico que puede ser estimulada de forma eficaz con el método Tomatis en niños, observando en ellos mejoría en los diferentes trastornos que tienen relación con el sistema visual.

Esta técnica tiene muchos campos de aplicación, pero en la clínica se utiliza como complemento adicional al tratamiento de terapia visual en aquellos pacientes que tienen problemas de aprendizaje debido a problemas de visión binocular.

Permite una mejora en la lectura, la escritura y la memorización, así como una mejor integración en la coordinación ojo-mano y una mejor comprensión e integración de los textos.